PULSADORES

Un botón o pulsador es un dispositivo, que al ejercer una presión sobre ellos se conectan (desconectan) los bornes de un conductor.

El pulsador se utiliza para accionar dispositivos eléctricos que requieren ser activados por períodos muy cortos, ejemplos de estos son: el timbre, cantoneras, alarmas, puertas eléctricas...

Los botones son por lo general activados, al ser pulsados con un dedo. Permiten el flujo de corriente mientras son accionados. Cuando ya no se presiona sobre él vuelve a su posición de reposo.

Consta del botón pulsador; una lámina conductora que establece contacto con los dos terminales al oprimir el botón, y un muelle que hace recobrar a la lámina su posición primitiva al cesar la presión sobre el botón pulsador.



Símbolo eléctrico



Existen dos tipos:
  • Pulsadores normalmente abiertos (NA): mientras se mantenidos presionados, cierran el circuito y permiten el paso de la corriente eléctrica.
  • Pulsadores normalmente cerrados (NC): mientras no están presionados, permiten el paso de la corriente eléctrica. Al pulsarlos, los contactos se separan y se abre el circuito.

Normalmente trabajan en baja tensión. En la industria del automóvil hay variados tipos de pulsadores subir y bajar los cristales, control del equipo de radio, los botones del mando a distancia, etc. 



En los electrodomésticos se utilizan ampliamente. Telefonía clásica y celular. También en centrales telefónicas manuales. En computación, los teclados. Los botones de arranque y apagado de la PC, etc.



Sería muy extensa una lista de dispositivos eléctricos y de control que llevan algún tipo de pulsador incorporado.



En automatismos se presentan como sensores de posición, fines de carrera, inversores, sensores de presión –presostatos- entre otros. También en tableros de comando como botoneras manuales de arranque, parada, inversión, reseteo, etc.



En el taller de tecnología podemos fabricar un pulsador utilizando una lámina de hojalata.